Inicio BUENAS PRACTICAS El Parlamento de Andalucía ondea la Bandera de la Diversidad que recuerda...

El Parlamento de Andalucía ondea la Bandera de la Diversidad que recuerda la Ley vanguardista de Igualdad de Trato y contra la discriminación de personas LGTBI y sus familiares aprobada por unanimidad

205
0
La Bandera de la Diversidad ondea ante la fachada del Parlamento con motivo del Día Internacional por los Derechos de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales

El 22 de junio se ha izado en la sede del Parlamento de Andalucía la Bandera que reconoce los 40 años de lucha por la Igualdad LGTBI que recoge el Manifiesto del Día Internacional por los Derechos de Lesbianas Gays, Transexuales y Bisexuales que cada año se conmemora el 28 de junio. La Red de Municipios Orgullosos de Andalucía, que ha entregado al presidente, Juan Pablo Durán, la Bandera de la Diversidad, trabaja ya en la aplicación de la Ley de forma transversal para hacer “una sociedad diversa, igualitaria y libre”.


 

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, con los miembros de los colectivos LGTBi en el Salón de Protocolo

El Parlamento de Andalucía, que aprobó por unanimidad la Ley de Igualdad de Trato y contra la discriminación de personas LGTBI y sus familiares, ha izado la Bandera de Diversidad para reconocer los 40 años de lucha por la Igualdad LGTBI que recoge el Manifiesto del Día Internacional por los Derechos de Lesbianas Gays, Transexuales y Bisexuales que cada año se conmemora el 28 de junio como homenaje a las revueltas de Stonewall en Estados Unidos.

La Bandera de la Diversidad ondeará en la sede del Parlamento hasta el próximo día 28 para expresar el compromiso por la inclusión y para combatir el odio y la discriminación y para recordar la aprobación de una Ley que sitúa a Andalucía a la vanguardia de la conquista de derechos, tal y como subrayó el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán.

Coincidiendo con la manifestación Orgullo de Andalucía, que tuvo lugar sábado en Sevilla, el coordinador de la Red de Municipios Orgullosos de Andalucía -actividad que lleva a cabo la Asociación Adriano Atinoo y Cultura con Orgullo-, Manolo Rosado, ha puesto en valor la importancia de la Ley de derechos del colectivo LGTBI. La Red, que pretende que los municipios andaluces se comprometan a adoptar una serie de medidas en las que se favorezca la inclusión del colectivo en todos los ámbitos, cuenta ya con más de 50 adhesiones

En declaraciones a los medios, Rosado calificó de “histórica” la aprobación de dicha Ley y destacó que la entrega de la Bandera por parte de las asociaciones que un año más han acudido al Parlamento de Andalucía es un acto simbólico, de visibilidad, de empoderamiento y de refuerzo. Asimismo agradeció el apoyo institucional de la Cámara y de los grupos parlamentarios y apuntó que están trabajando desde la Red de Municipios Orgullosos para aplicar la Ley de forma transversal y hacer “una sociedad diversa, igualitaria y libre”.

Por su parte, el presidente del Parlamento de Andalucía, que estuvo acompañado de representantes de varios grupos parlamentarios, resaltó que ver ondear esta Bandera simboliza el consenso alcanzado para aprobar la Ley pionera en nuestro país y para poner de manifiesto que nuestra Comunidad quiere seguir una sociedad tolerante, integradora, libre. En este sentido, subrayó que la lucha continúa, que la aprobación de la Ley es un escalón más en la conquista de derechos y que sirve para abrir camino en otras asambleas legislativas.

Una regulación referente a nivel nacional

El Parlamento de Andalucía aprobó por unanimidad, el 19 de diciembre de 2017, una Proposición de Ley que presentaron conjuntamente PSOE-A, Podemos e IULV-CA para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas Lgtbi y sus familiares.

Este texto legislativo incorpora como principal novedad la inclusión de las familias en el ámbito de la regulación, especialmente las homoparentales, y establece la creación del Consejo Andaluz de Participación del colectivo Lgtbi, órgano de consulta, asesoramiento, representación y participación que se encargará, entre otras funciones, de evaluar el desarrollo de las políticas en la materia y de elaborar un informe anual.

En el ámbito sanitario, incorpora los derechos de los menores transexuales ya recogidos en el Proceso Asistencial Integrado y se incluyen entre ellos el tratamiento de bloqueo hormonal al inicio de la pubertad, para evitar el desarrollo de caracteres sexuales secundarios no deseados, y el tratamiento hormonal cruzado en el momento adecuado para propiciar el desarrollo de los deseados. Asimismo, respecto a los menores intersexuales, el sistema sanitario público de Andalucía velará para que las prácticas de modificación genital en recién nacidos no atiendan únicamente a criterios quirúrgicos.

Respecto a la inserción social, establece medidas dirigidas a víctimas de violencia y a personas en situación o riesgo de vulnerabilidad y exclusión social, además de otras específicas de apoyo, protección y mediación a menores y jóvenes sometidos a situaciones de presión o maltrato psicológico y/o físico.

Por su parte los centros residenciales, los de día para personas mayores, los de participación activa y los destinados a personas con discapacidad garantizarán el derecho a la no discriminación de las personas tanto a título individual como en su relación sentimental.

En materia educativa, se refuerzan las medidas de lucha contra el acoso escolar por motivos de orientación o diversidad sexual, así como las acciones para detectar, prevenir y proteger de acciones de discriminación hacia personas Lgtbi, incluyendo a las que forman parte de familias homoparentales.

En el ámbito laboral, la principal novedad es la incorporación de criterios de igualdad de oportunidades en las convocatorias de ayudas y subvenciones de fomento del empleo; y las destinadas a conciliación laboral incluirán igualmente cláusulas para reconocer la heterogeneidad del hecho familiar.

La ley también incluye un régimen de infracciones y sancionador para prevenir y erradicar cualquier forma de discriminación y proteger y reparar a las víctimas; también incluye la prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública, la inhabilitación para ser titular de centros de servicios de carácter público y el cierre o suspensión temporal de los mismos por un periodo máximo de hasta cinco años.

Asimismo, el Parlamento andaluz ha aprobado varias declaraciones institucionales en defensa de la defensa de la igualdad, la inclusión, el respeto y la libertad, tal y como recoge la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía, por su parte, que recoge en los artículos 14 y 35 la “prohibición de cualquier forma de discriminación y el derecho de toda persona a que se respete su orientación sexual y su identidad de género”.

Fonte: http://www.parlamentodeandalucia.es/webdinamica/portal-web-parlamento/actualidad/comunicadosdeprensa.do?id=131356