Inicio NOTICIAS La importante responsabilidad de la Comunicación Pública local y del Municipalismo frente...

La importante responsabilidad de la Comunicación Pública local y del Municipalismo frente a la pandemia del Coronavirus

158
0

Desde el sur de Chile, en la ciudad de Valdivia, la periodista Lilian Vidal Asenjo, jefa de Comunicaciones y Relaciones Públicas de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la región de Los Ríos señala:

“Para mi actividad está significando vivir momentos cruciales que marcarán nuestra historia como humanidad. Intento cada día apoyar al equipo de salud que hace el seguimiento de los casos de Coronavirus y trato de cuidarlas, sin dejar de emocionarme por su entrega y la de miles de servidores públicos conscientes de lo que ocurre en estos momentos. El municipio ha asumido un liderazgo algo tardío debido a la inacción del poder central y a la ausencia de decisiones más efectivas para la población. Lamentablemente, los gobiernos locales en Chile, no tienen muchas atribuciones, lo que invita a repensar todo el modelo de organización ya que frente a situaciones como esta, nos hemos dado cuenta de lo vulnerable que somos, no tanto por el virus, sino por lo precario de nuestras redes y sistemas de apoyo”.

               Estamos asistiendo a una crisis humanitaria mundial sin precedentes. La COVID 19 ha golpeado a todas las naciones, a todas las estructuras y a todos los ámbitos de la vida.

Las determinaciones de los Estados, son la pauta que desde hace semanas marca la vida de la ciudadanía confinada en sus hogares. El miedo, la incertidumbre y el dolor, se apodera de las familias cambiando la dinámica de cada persona, de cada comunidad, de toda la sociedad, del mundo entero.

Clases en colegios y universidades suspendidas, comercio cerrado, aeropuertos sin actividad y prohibición de salir de nuestros domicilios, son algunas de las medidas adoptadas en gran parte del planeta, para frenar la propagación del contagio y permitir a los equipos médicos controlar la grave situación.

El problema se dificulta aún más por la escasez de material sanitario y el alto número de personas contagiadas que requieren asistencia hospitalaria, quedando al descubierto la precariedad de los servicios de salud pública y la falta de implementación adecuada para cumplir la labor médica.

En este contexto, la comunicación actúa más que nunca como servicio público de primer orden. Su rol informativo de la realidad y el seguimiento de la situación, así como el quehacer de periodistas y comunicadores/as para socializar datos de prevención, para educar y  contener a la población, son esenciales para superar – o al menos controlar- este complejo escenario.

Al rol de periodistas que desarrollan su actividad profesional en los medios de comunicación informando de forma masiva, se une el trabajo de comunicadores/as que laburan en los gobiernos y en las administraciones públicas en general, a quienes corresponde la importantísima labor de servir de puentes y de vínculo entre las entidades que representan y la ciudadanía.

Son los profesionales de la comunicación pública, quienes llevan la información y las decisiones de la autoridad a sus territorios, a través de los diferentes medios de comunicación y herramientas disponibles a la comunidad.

Así también, son quienes atienden las necesidades de acceso a la información de círculos más pequeños de la sociedad con particularidades específicas que requieren conocer cuestiones de interés general y hoy más que nunca, disponer de información cercana y de canales que les permitan hacer llegar sus demandas a las autoridades competentes.

Nos referimos a la población mayor que recibe la orden de quedarse en  casa por ser el grupo más vulnerable, de personas en silla de ruedas y con problemas motrices, o de niños/as que enfrentan con miedo una situación que les supera, que no entienden y que ha frenado el desarrollo normal de sus rutinas escolares.

Gracias a la labor de comunicadores/as y a la utilización de redes sociales, mensajes como #QuédateEnCasa y #EsteVirusLoParamosUnidos han llegado a las personas, que han encontrado en las plataformas multinivel “ventanas” para interactuar y compartir sus temores, sus necesidades, así como la información ofrecida por los municipios, como puerta de entrada de la ciudadanía a todos los servicios públicos y estatales.

Agostina Gasser, de Sunchales, Santa Fe, Argentina, en su calidad de coordinadora de Proyectos del Municipio, nos cuenta:
– “Para mi ciudad, la pandemia de COVID-19 está significando darnos cuenta de que somos responsables exclusivos de cuidarnos como comunidad. Me toca vivirlo desde el Municipio, y puedo asegurar que hemos tratado de estar al lado de cada vecina y de cada vecino: con medidas de seguridad para que sientan la protección, acompañando a cada persona, mediante consejos y seguimiento para que regresen tranquilos a su ciudad y comunicándonos todo el tiempo para despejar dudas y brindar información.
Tenemos la seguridad de que esta lucha sólo se gana juntos, por ello, hemos conformado un Plan Médico “Juntos por la Salud” entre actores públicos y privados, para prepararnos como ciudad, “con la finalidad de dar cobertura suficiente en función de las probabilidades estimadas desde las estadísticas para nuestro país y en particular para nuestra ciudad”.

               Para nadie esta crisis ha sido simple. No estábamos preparados. Nadie podía estarlo porque se trata de un episodio sin precedentes que ha golpeado a todas las naciones y a todas las personas con sus particularidades.

Hemos leído en distintas fuentes que esta pandemia no distingue credos, razas, ni ideologías… y es así, luego de semanas de confinamiento todos/as hemos comprendido la vigencia absoluta del “think global, act local”.

Claro está que los gobiernos que han actuado con mayor rapidez y cuyos líderes han dimensionado la gravedad de la situación, han logrado contener la propagación del virus y evitar contagios masivos y el colapso del sistema de salud, en contraposición de las autoridades nacionales que no han actuado responsablemente y han minimizado la importancia de la pandemia.

En muchas ciudades han sido los alcaldes y alcaldesas quienes han asistido a sus comunidades, tomando las primeras medidas para frenar la pandemia.

“Soy una colombiana estudiando en Santiago de Chile. El último año tuve que vivir las intensas protestas de un violento Estallido Social que pedía mayor equidad para todos y que llevó al país a enfrentar una crisis nunca vista. Luego apareció el COVID-19,  forzando a los chilenos a unirse para enfrentar esta penosa enfermedad. En estos dos eventos sin precedentes, la desinformación ha estado como protagonista, sin embargo, desde el periodismo varias figuras han tratado de informar con la verdad, cuestionar a las autoridades cuando los mensajes son confusos o ineficientes; y han liderado campañas para que se privilegie la información entregada por fuentes oficiales. Lo mismo ha sucedido con los alcaldes, que han cobrado protagonismo al asumir, en bloque, la vocería de sus comunidades y han presionado al gobierno para que actúe en consecuencia tomando decisiones políticas, económicas y sociales que beneficien a la mayoría de los ciudadanos”. Katherine Moreno Sarmiento.

La tarea de los gobiernos locales y su importante articulación con las otras esferas estatales ha cobrado más que nunca sentido para las políticas públicas de cuidado, pensadas en las personas y en su bienestar.

La esfera local tiene esa potencialidad. Es cercana, vive la cotidianeidad, crea comunidad y conoce de forma directa lo que sienten sus vecinos. Esta característica de proximidad y sintonía, puede canalizarse de forma adecuada abriendo canales de comunicación y escucha atenta.

En los municipios la comunicación de riesgo ha actuado en un primer momento para educar, prevenir y mitigar el problema. De este ejercicio inicial, los periodistas han pasado a poner en marcha protocolos para el trabajo de comunicación de crisis, que ha demandado la labor de vocería, de publicidad, de campañas de concienciación y más que nunca del manejo de redes sociales que ágilmente han tenido que “bajar” la comunicación y la información oficial a la ciudadanía en un ejercicio de responsabilidad social.

No es momento para la propaganda, ni para la figuración con fines electorales y quienes han asumido esa postura serán castigados. Los profesionales de la comunicación saben que este escenario demanda la voz y la opinión de especialistas.

Desde Tulcán-Carchi-Ecuador, escribe el #ElAmigoFroy y nos cuenta:
– El permanente flujo migratorio de venezolanos más los 37 pasos ilegales de frontera entre Ecuador y Colombia, hacen de la provincia de Carchi -al norte del país- una zona de alto impacto. Pese a ello, el 25 de marzo se registraron los 2 primeros casos de #Covid_19.
Bajo el lema nacional #QuédateEnCasa, se invita a la ciudadanía a tomar conciencia de tan delicada situación que a la fecha, supera el millar de contagiados a escala nacional. Más el sentido de responsabilidad ciudadano, el efectivo trabajo de la Policía Nacional y Municipal en Tulcán (capital de provincia), ha minimizado el impacto.
Se evitan aglomeraciones y, para ingresar a los mercados, los agentes de seguridad ordenan a las personas a dos metros de distancia y proporcionan gel antiséptico. Las acciones de abastecimiento y el ajeno movimiento de la ciudad en cuarentena se visibilizan hasta las 14:00, hora en la que inicia el toque de queda hasta las 05:00.

Así mismo desde la ciudad de Guayaquil en Ecuador, Diana Castillo Amoroso, nos narra:

-“Ecuador está en fase 3 del coronavirus, con miles de personas contagiadas y decenas de fallecidos. Acciones como el toque de queda, restricción del transporte público y de servicios productivos, solo habilitados los básicos, salud y de supervivencia, con hospitales públicos colapsados en áreas de laboratorio, cuidados intensivos, habilitados pocos laboratorio privados para toma de muestras y confirmar casos se observan colas desmedidas de vehículos privados.

Somos el único país que tiene un sistema tecnológico de detección temprana del coronavirus implementado en el hospital público más grande de Guayaquil al ser la ciudad epicentro en donde se concentran la mayor parte de casos a nivel nacional, por ser de 2’655.685 habitantes. Se coordinan protocolos para cadáveres que mueren en los domicilios, el pánico colectivo es eminente, la municipalidad de mi ciudad ha habilitado línea telefónica gratuita para atención psicológica. Autoridades locales a la cabeza mi alcaldesa son parte de las estadísticas de casos confirmados”.

La información desde Trujillo, Perú, nos la comparte el Miembro de IberComp, Luis Loaiza, quien señala:

“En estos momentos aquí en Perú se amplian todas las medidas de emergencia hasta el 12 de Abril y se dictan una serie de acciones para esta situación. Una de ellas es que el gobierno transfiere dinero a los municipios para que entreguen una canasta de alimentos a las familias de escasos recursos. La cosa está fea, así que cuídense, en cualquier lugar del mundo donde se encuentren”.

La pena de cárcel por desobediencia y la salida diferenciada por días de la semana para mujeres y hombre, son otras de las medidas que se han tomado en Perú.
El COVID-19 ha puesto en la mira a las autoridades más que nunca y la situación les ha obligado a tomar decisiones rápidas que la ciudadanía juzga y compara. Los liderazgos y las actuaciones son valoradas y a futuro traerán consecuencias.

“Resido en Santo Domingo Oeste, República Dominicana, municipio de aproximadamente 700 mil habitantes, en el cual los afectados por el Covi19 hasta este momento son muy pocos. La autoridad municipal ha estado ausente en todo este proceso de aislamiento social, pues acabamos de salir de un proceso de elecciones municipales y aún no se proclaman los electos. A través de nuestras redes sociales y en nuestro programa Add Tv, “De primera mano RD“, orientamos a la ciudadanía haciéndole entender que es mejor estar  en “ las 4 paredes de su tu casa, que en las 4 paredes de un hospital”. Gustavo Enrique Ramírez Merán, asesor Ministerio de Relaciones Exteriores, República Dominicana.

Serán muchas las consecuencias económicas que traerá esta situación.

Los mercados internacionales, el turismo, la actividad informal y los pequeños emprendedores lo saben, por lo que ya se estima que los daños colaterales de la pandemia tardarán como mínimo tres años en recuperarse.

La crisis sanitaria y económica son crónicas de muertes anunciadas en México. Señala Rosmi Bonilla del municipio de Morelia, Michoacán.
México no cuenta con las condiciones laborales para hacer cuarentena. Seis de cada 10 mexicanos tienen empleos informales, es decir, no cuentan con prestaciones de ley ni están registrados ante la Secretaría de Hacienda. Por lo tanto, el llamado a permanecer en casa durante la contingencia es un llamado sordo para millones de personas que, si no salen a vender sus productos en la calle, a limpiar las casa o negocios de otros, a realizar trabajos de mantenimiento o a atender los negocios de otros como dependientes; no tendrán el sustento del día.
Ante ello, la autoridad federal ha intentado postergar, lo más posible, la obligatoriedad de la cuarentena (saben que las personas no pueden quedarse en casa); las autoridades de Michoacán han determinado un paquete de medidas económicas emergentes que tendrá poco impacto puesto que la mayor parte de los impuestos los recauda la Federación quien ha reiterado que no ofrecerá condonaciones de impuestos ni más apoyos a empresarios.
El gobierno municipal (que en México es quien se encarga del cobro por el servicio de agua potable, por ejemplo) no se ha pronunciado más que a través de la oficina de Fomento Económico con una campaña que hace referencia al consumo local.

Desde otro punto de México, Vidal Ochoa nos cuenta: “En la Ciudad de México CDMX la crisis del COVID19 ha provocado defunciones y contagios, se han implementado el distanciamiento físico y cuarentena, pero las proyecciones son negativas por la prevalencia de factores de riesgo en la salud pública. Las empresas sienten los estragos económicos, sobre todo las MiPyMes, que generan 70% del empleo y también en las familias, por la gran cantidad de trabajo informal. La posverdad actúa en detrimento de la población en general y de la población vulnerable como; personas, adultas mayores, en pobreza, sin seguridad social, inmunodeprimidos, etc. Tengo la fortuna de poder realizar mi trabajo a distancia, he invitado a los vecinos a consumir en negocios locales y a mi familia a no salir. Las decisiones para frenar el contagio las dicta el gobierno federal y la Jefa de Gobierno, el alcalde no hace mucho, sólo obedece y comunica con faramalla”.

Así mismo desde Ciudad de México, Mónica Muñoz comenta: “A México le está alcanzando la realidad mientras voltea a otro lado. Las curvas que grafican el impacto sanitario no alcanzan para evidenciar las olas que vienen detrás de la crisis sanitaria del COVID-19. El impacto económico y social que tendrá la pandemia en los países latinoamericanos aún no puede describirse. En nuestro país son casi 20 millones de personas las que no tienen acceso a servicios de salud, esto es el 15% de la población de un país que ha decido optar por una política de mitigación ante la pandemia. La estrategia es evitar la saturación del sistema de salud, aunque esto signifique alargar la agonía social y económica. Las empresas no están preparadas para resistir la desaceleración, sobre todo las PYMES, y se pone en riesgo el empleo de, por lo menos, 18 millones de personas. Hoy reina la incertidumbre de si seremos el nuevo epicentro de la pandemia y de cuánto tiempo costará la recuperación, nuestra realidad no es la de los países europeos, no tenemos seguros de desempleo, ni acceso universal a la salud, nuestra región es la de las desigualdades. Y aunque no sea claro el impacto, lo que sí  puedo asegurar es que, la nuestra, es también la región de la  innovaciones y la solidaridad, Latinoamérica es ,y será, la tierra de la resiliencia y regeneración”.

Argentina atraviesa en estas últimas semanas una de las situaciones más críticas de la historia de nuestra República en cuanto a salud se refiere y que amenaza a su población.  Una mirada muy atenta a los países europeos que están recibiendo el castigo del COVID-19 hicieron que en nuestro país el Presidente Alberto Fernández en consenso con la oposición tomarán la decisión de paralizar la nación priorizando la salud de los argentinos por sobre la economía, quedando activo solo lo esencial referido a salud, seguridad, comunicación y todo lo que tiene que ver con la producción y logística de alimentos. A pesar de esta drástica medida se siguen sumando contagios.  En consecuencia con lo comentado anteriormente, tanto las Provincias como municipios se encuentran alineados a la nación en la misma estrategia, preparándose y acondicionando todo el sistema de salud en su conjunto, donde médicos, enfermeros y auxiliares de la sanidad son la columna vertebral de nuestra esperanza, apoyados por las fuerzas de seguridad provinciales, nacionales, fuerzas armadas buscando lograr el control en la vía pública brindando seguridad haciendo cumplir el distanciamiento social y los medios de comunicación tradicionales y digitales generando docencia y conciencia de las consecuencias que puede causar esta enfermedad y la importancia de quedarse en casa para evitar contagios. Esteban Kenny, San Juan.  

Uno de los gestos más potentes comunicados durante la pandemia, ha sido la unificación de portadas de los periódicos nacionales de varias naciones del mundo. La prensa española «debutó» el domingo 15 de marzo con este símbolo de unidad que después siguieron países como Panamá, Uruguay, Argentina, Puerto Rico, México, Perú y Bolivia, entre otros.

El significado principal fue invitar a la ciudadanía a informarse por fuentes oficiales y a periodistas a tener rigurosidad en la información.

Agradecemos todos estos testimonios otorgados por parte de las “Personas UIM” y reconocemos muy en especial la importante labor que están desarrollando cada uno como miembros de la Red Iberoamericana de Profesionales por la Comunicación Pública.

Texto: Liliana Ladrón de Guevara Muñoz

Ilustración: Elías Torres Ladrón de Guevara 

Liliana Ladrón de Guevara

About Liliana Ladrón de Guevara

Periodista Chilena, Máster en Gerencia Pública, (c) Doctor en Dirección y Gestión Pública. Actualmente se desempeña como Responsable del Área de Comunicaciones de la Unión Iberoamericana de Municipalistas (UIM) y de la Sede en Granada de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Con 18 años de experiencia, ha trabajado en Chile como responsable del gabinete de comunicaciones de empresas públicas y privadas, destacando su actividad en municipios y ministerios de la nación. Vive desde hace 8 años en España y desde su actual actividad ha trabajado en diferentes encuentros internacionales, liderando procesos de comunicación corporativa, posicionamiento y difusión de eventos de carácter Iberoamericano. Es Coordinadora Académica del Diplomado Internacional en Comunicación Pública que imparte la sede en Granada de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y Coordinadora Técnica de la Red Iberoamericana de Comunicadores Públicos perteneciente a la Unión Iberoamericana de Municipalistas. Ha trabajado en radio y en periódicos escritos y en la actualidad es Directora de la Revista Municipalista Vox Locális. En su actividad laboral se ha dedicado a profundizar en temas vinculados a la Administración Pública, al fortalecimiento de los Gobiernos Locales, a su posicionamiento internacional y al vínculo que necesariamente debe existir entre instituciones y ciudadanía en una adecuada Comunicación Pública. Profesora de diferentes programas académicos internacionales. Ha sido conferencista en diferentes encuentros internacionales, presentando paneles, comunicaciones y ponencias sobre Comunicación Pública, entre las que destaca la Conferencia Magistral dictada como ponente principal del Seminario Internacional de Comunicadores, organizado por la Universidad Nacional de Panamá bajo el título “ Comunicación Pública Redes y Sociedad”. En Twitter @ladroncita1