Home DESTACADO Guía de Buenas Prácticas de Comunicación

Guía de Buenas Prácticas de Comunicación

2637
0

Presentaron en Tucumán/Argentina una Guía de Buenas Prácticas de Comunicación para asociaciones de pequeños productores de caña de azúcar.

Por: Bruno Cirnigliaro (Argentina)

Miembro de la Red Iberoamericana de Comunicadores Públicos

“Recorriendo las rutas y caminos de Tucumán, tuvimos la oportunidad de hablar con productoras y productores cañeros de la provincia, conocer sus vidas y sus historias, aprender de sus experiencias y escuchar sus necesidades”.

Así comienza la Introducción de la Guía de Buenas Prácticas de Comunicación para las Cooperativas Cañeras de Tucumán que el PROICSA, Programa Para Incrementar la Competitividad del Sector Azucarero, del Ministerio de Agroindustria de Argentina, presentó recientemente en la provincia de Tucumán ante un grupo de referentes y socios de asociaciones cañeras.

El Programa para Incrementar la Competitividad del Sector Azucarero (PROICSA) es un Programa integral de fomento y promoción de la competitividad del sector azucarero del noroeste argentino. Está ejecutado por la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) del Ministerio de Agroindustria de la Nación y cuenta con el financiamiento de la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina). El objetivo general del PROICSA es promover la competitividad de la industria azucarera del noroeste argentino -región de la cual Tucumán es la provincia más fuerte-, a través de una estrategia de transformación y diversificación productiva, fundamentada en la creación de incentivos a la producción de bioetanol en un marco de sostenibilidad ambiental y social, y en apoyo a los pequeños productores de caña de azúcar.

En este marco, uno de sus componentes busca desarrollar e implementar una estrategia de apoyo y asistencia técnica a pequeños productores de caña de azúcar para mejorar su capacidad de gestión, incrementar su productividad, y alcanzar una mayor integración a las cadenas de valor.

“Una de las principales inquietudes que surgían de las conversaciones con los productores fue la de mejorar la comunicación entre los socios y socias de sus cooperativas, para que todos se sientan parte de ellas, se comprometan a participar de reuniones y actividades o, simplemente, se acerquen a compartir información útil para el buen desarrollo de sus tareas”, se afirma en el texto introductorio.

Elaborada por el equipo de Comunicación del PROICSA, la guía surge con el propósito de aportar herramientas con los cuales los socios y socias de las cooperativas puedan enriquecer la comunicación y les sirva para estrechar vínculos y construir organizaciones con las que se sientan más involucrados y mejor representados.

“La comunicación es una forma de relacionarnos, expresar ideas, conocernos, ayudarnos, pero también puede ser una herramienta valiosa para concretar metas y proyectos”, afirman desde el equipo de Comunicación.

En el material, entregado a las cooperativas vinculadas al PROICSA para su posterior capacitación y seguimiento por parte del equipo de comunicación, se pueden encontrar herramientas sobre cómo optimizar el uso de una cartelera de anuncios, armar reuniones efectivas de trabajo, contratar servicios de SMS masivos, hacer un buen uso del correo electrónico, desarrollar boletines y revistas internas, manejar adecuadamente las redes sociales, hacer una página web y estrechar vínculos con radios locales para comunicarse mejor con sus

comunidades, y una serie de otras sugerencias que hacen al buen funcionamiento y adecuada comunicación de las cooperativas.

 GUÍA de BUENAS PRÁCTICA DE COMUNICACIÓN