Eficiencia energética

Eficiencia energética

80
0
Compartir

Darío Celis Estrada

En la última década el tema de ahorro y aprovechamiento de energía se ha convertido en prioridad para la iniciativa privada y los gobiernos a nivel global, tan es así que uno de los objetivos de desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, que lidera Antonio Gutierres, es duplicar al 2030 la tasa mundial de mejora en la eficiencia energética.
Ante ello, el gobierno mexicano liderado por dependencias como la Sener de Pedro Joaquín Coldwell y Economía de Ildefonso Guajardo, implementan programas como la sustitución de focos por luminarias LED, la obligación de construir vivienda con envolventes adecuados, aislamientos térmicos y ventanas, así como la adopción de sistemas de gestión de la energía para generar ahorros en edificios públicos, hospitales y parques.
En la parte de la IP, destaca el quehacer del organismo NYCE, que lleva Carlos Pérez, quien a la fecha cuenta con el aval de autoridades y organismos acreditadores, para certificar 14 Normas Oficiales Mexicanas (NOM´s), mismas que permiten a los consumidores contar con equipos que garanticen un consumo óptimo de energía, al tiempo de un ahorro de hasta doble dígito en su utilización.
Se trata de regulaciones que comprenden productos como calentadores de agua para uso doméstico y comercial, aires acondicionados, lavadoras, refrigeradores y lámparas para uso general. Así como la reciente inclusión de esquemas de certificación para fabricantes, importadores y comercializadores de productos a base de tecnología LED, misma que hoy representa el 10% del mercado, con cinco mil millones de dólares anuales, pero para 2020 dominará hasta el 70% del sector.
Asimismo, una de las nuevas apuestas de NYCE será entrar de lleno a equipos que utilizan gas LP o gas natural, como estufas, asadores, hornos, parrillas o calentadores de agua, componentes que actualmente representan el 60% de los combustibles utilizados en los hogares mexicanos, al punto que el consumo promedio de gas por persona en México alcanza los 63 kilogramos o 116 litros por año.
Dichos esfuerzos se traducen en que este año México forma parte del Top 10 de países con el manejo más eficiente de energía, según el informe “Indicadores de las Regulaciones para la Energía Sostenible 2016”, elaborado por el Banco Mundial, que encabeza Jim Yong Kim, mismo que evaluó el clima de inversión en más de 110 naciones.
A pesar de estos avances, y de que México se posicionó como el único país de América Latina que figura entre los primeros sitios al superar a Alemania y Reino Unido, el documento también alerta que en el rubro de información proporcionada a los consumidores sobre el uso de la electricidad, apenas se alcanzan 58 puntos de 100 posibles.
Y justo en la antesala del Día Mundial de la Eficiencia Energética, a celebrarse este fin de semana, queda en evidencia el trabajo que falta en promoción y difusión por parte del gobierno en sus tres niveles, así como del sector empresarial, para incentivar a la población a consumir productos que ahorren energía, además de promover entre la industria el uso de fuentes renovables, esto con el fin de que en 2026 se alcance hasta el 35% del total de la generación de electricidad en el país por estas vías.

 

Compartir
Artículo anteriorLas intensas lluvias dejan al menos 12 muertos y miles de damnificados en Perú
Artículo siguiente8 beneficios de integrar el transporte público con la bicicleta
Sociólogo, con más de 17 años de experiencia profesional, me he especializado en distintos ámbitos del desarrollo local con especial énfasis en zonas rurales, promoviendo la participación de la sociedad civil, el fortalecimiento institucional de los gobiernos locales, la gestión del conocimiento y la construcción de capacidades en América Latina. Actualmente trabajo como coordinador para América Latina de proyectos y programas de cooperación técnica en la Unión Iberoamericana de Municipalistas (UIM), siendo mi ámbito de trabajo el desarrollo de capacidades, la gestión de conocimiento y aprendizajes, la cooperación sur – sur, la cooperación descentralizada y el fortalecimiento institucional de los gobiernos locales. He participado en distintas iniciativas para la construcción y gestión de espacios de participación, cooperación y concertación público- privada en América latina. Vengo gestionando diversos proyectos de asistencia técnica y de gestión del conocimiento municipal que la UIM ha implantado en distintas regiones de América Latina

No hay comentarios

Dejar una respuesta